DÍA 304. UN CINTURÓN DESIGUAL...

Apriétate el cinturón... ¡sólo si es lo conveniente para tu figura!

Cinturones por encima de la cintura: si quieres resaltar tu busto, ésta es una opción moderna y adecuada. Puedes ceñir un vestido con mucho vuelo bajo el pecho con un cinturón vintage si quieres dar un toque boho a tu look.
Cinturones en la cintura: ten cuidado con llevar el cinturón de forma tradicional si temes acortar tu figura. Si eres de talle alto, ésta es una adecuada elección: apuesta por un cinturón llamativo para huir de la monotonía.
Cinturones a la cadera: si tienes mucho pecho y quieres disimularlo, opta por esta opción. Elige blusones anchos o vestidos de cuadros amplios y cíñelos con el cinturón en la cadera.
Cinturones finos: como es lógico, si tu cadera es ancha, has de evitar los cinturones excesivamente grandes. Un cinturón fino te hará parecer más estrecha.
Cinturones anchos: ideales para dar volumen a tu figura. Si puedes permitírtelos, opta por cinturones con llamativos motivos y hebillas vistosas. ¡No apto para tímidas!

Artículo extraído de Marie Claire.

No hay comentarios: